martes, 26 de junio de 2018

continuidad de los "Sin Parquets" - Por Catulo Bernal

"Puede que Riquelme no vuelva. perdido en misticismo en la montaña.  Pero Milonga El Oriental debe hacerse. Ya no estaran los trucos publicitarios para atraer a los abribocas, los telones con polvo de estrellas ni los focos  que iluminan las luminarias preferentes. No pasara el tren turístico de la milongueridad con su cargamento de bacanes subidos en los caballitos del carrousel tanguero. Tipos y tipas  que salieron esta mañana de una milonga en Ankara para sellarse el pasaporte, pasaron por Paris para hacerse la foto  y a la noche estaran  bailandose un par de tandas aderezadas por sauerkrats y riesling en Franfurt para seguir bailando al amanecer despues de haber desayunado onigiris en el Tsukiyi de Tokio.  Volveran las locomotoras agonizantes y los trenes de carga perdiendose en la noche  No estaran  los reclamos publicitarios del baño en el que un delincuente grafico habia pintado a  Tita Merello como un bombon siliconado y plastico,  a Discepolo  como un rufian de sombria apostura Deloniana   y al gordo Troilo como el hombre fuerte del circo acunando un bandoneon como si fuera una pantera. No habra  toxitangos ninjas tirando sus tarjetas de clases y servicio sobre la concurrencia o arruinando compases como si torearan.. Puede que incluso no tengamos las pantallas panorámicas en donde todas la parejas se marcaban coreografias en  futuro. con vestuario de cuero semierotico. mientras letras furtivas anunciaban tanda, orquesta y contingentes. Ya no estaran las mesas de diseño hechas con cajones de manzanas de diseño por artistas cuyo concepto del arte ha perdido el arte hace tiempo ni  las chapas de "Reservado" en fileteado estandar a impresora 3D. Tendremos que conformarnos con las mesas de chapa bolichera llenas de oxido y tiempo que ni las  fondas de foquito amarillos colgado de un cable quieren. Con puertas  durmiendo su historia sobre caballetes. Con sillas rescatadas de hogueras de San Juan en el 75 rellenas de algodones desechados por separados conyuges. Con muebles venidos de mansiones, mudanzas  y genealogias  extintas de mascotas. Con tablas de asados palimsepstos y plato de losa bajo comida suculenta y sobre papel blanco fijado con tachuela a los tablones. Con Cds o discos en sobres con dedicatorias  y bafles con los bufers saturados. .Y que? pregunto yo. Sera por eso menos Oriental la milonga, ahora que el universo nos desdeña y los matones del Consorcio Internacional Milonguero con su imperio sin alma y sus emporios baratos  se han ido sin cobrar los prestamos mal habidos?   Lloraran los nuestros su abandono ahora que por fin se bañan en la sanja con el cuerpo desnudo, que chapotean en el lodo de la milongueridad furtiva? No son acaso nuestros bailarines de la raza de los  "sin parquets" orgullo y enseña en otras pistas porque pivotan en suelo de tierra apisonada y salen caminando intactos entre los restos arqueologicos de los primitivos asentamientos del potrero? No son por fuerza mejor en los compases cuando ni el sonido monocorde de los trenes que pasan por el terraplen perdiendose en la noche los distraen en su musicalidad? No se ganan su lugar en la pista a fuerza de esquivar a los borrachos que hacen rueda  de penas sobre el poste central y a los curiosos que viendo como los  "Titanes de la Milonga" se ganchean los mondongos y se parten el lomo a sanguchazos  hunden hasta media pulgada su humanidad en la pista? No son duchos esquivando el pelotazo que sale desbordado de la canchita del fondo lindante al bosque que limita la llanura y en donde los Puglieses justan perpetuamente contra los Disarlis para luego fundirse en pancho,  choripan, cerveza y futbol del pasado en la esquina - las esquina más cercana que queda un poco lejos - hasta la madrugada? Quien que hubiera bailado en esta pista iluminada por las guirnaldas navideras de una infancia remota se iba a enojar porque nos quitaron los fantasmas de lo nuevo pegados con cemento de contacto y cinta americana? Porque les digo que venir todos los  viernes a milonguear. A atiborrarse con las picadas, las milanesas, las asaduras, las delicias culinarias que amorosamente cocinan las damas orientalinas y los chefs que no saben que son chef,. A regarse el alma con cabernet aspero, medoc espeso y chardonay sedoso, a congelarse el seso con la casata y el almendrado casero. A dejarse la vida entre las chapitas de botella  y el fin de semana cuando toca la Tipica Sandokan o la orquesta cachiporri. A mantener el estilo y la postura, los pantalones y los vestidos sin una sola mancha cuando el loquito Piazolla pone sus frituras con orquesta. A  esperar un amor o su ausencia, pero tragicamente y con dolor sentido. Todo eso mis amigos, vale mil veces mas que salir a cazar tigres de felpa  con zapatos bicolores en selvas de carton. Pisar a tierra en la tierra es como mil naves quemando su destino e incendiando la noche y lo prefiero  a un solo trasatlantico hundiendose sin luces en el agua de mar con alma de frapera..  Pisar a contra historia  casi todas las tandas es mejor que hacer la caminata de boutique con ropa de afamados ladrones, para pegar la foto en el empapelado hecho de poses y para que los babiecas se pregunten No es ese?
Vamos a cortarnos la cabeza cuando la resaca del Oriental es paralizante, poderosa, incapacitante y adictiva?
Vamos a dejar que nos avasalle la adversidad ahora que todo lo que tenemos cuelga de nuestros hombros y los papeles con las instrucciones ya no se leen de tanto desdoblarlos?
Somo la mancha y la deshonra, el pariente mugriento que en las bodas ponen cerca del baño, los que afean la certeza con sus dudas.
Si no nos Robaron el pasado. Tampoco nos robaran el futuro. Milongueros aguerridos de la unica Milonga del mundo en potrero a noche de fin de semana abierta. Nos espera la gloriaaaaaaaaaaa!!!
El hombre con la cara tiznada como un antiguo celta recibe la ovacion del pequeño grupo que sobre una mesa improvisada apuran los restos de una raviolada con mucha salsa y queso, los tenedores y cuchillos pinchando el aire enardecidos.
Bajando por el terraplen se ve un hombre con una chaqueta roja destrozada por la inclemencia. Lleva el pelo agarrado con un pañuelo, un baston y una alforja.
En la chaqueta aun se lee  un bordado que dice " Milonga del Oriental" organizador
Dice:
-   Mocito Taura, Zorro Gris, Pipistrela. Que hacen escuchando a Catulo Bernal  sin trabajar. Que es es todo este alboroto de Lusiardos? Donde esta mi Milonga? Que hicieron con las reformas y las cositas que nos prestó el Consorcio Internacional Milonguero?
- Eh... Riquelme. Ahora le explico.
Pococho! Pococho!
En cuatro horas comienza la milonga.

No hay comentarios: