domingo, 9 de octubre de 2016

ENTREVISTA A DIOGENES PELANDRUN, FILOSOFO DE LA MILONGA

Lo primero que me choca de Pelandrun es justamente su exhuberante persona. Lleva un traje negro de tres piezas con sombrero a juego y pañuelo de seda al cuello. Son las 11 de la mañana y tiene enfrente un huevo frito que arrasa a panazos y una copa de vino tinto.
P- No parece usted filosofo.
R- que esperaba, un hombre atormentado con toga manchada en vino y clámide de puntas barrosas?. O un tipo con gorguera y frente arrugada?.  Porque el finado Petronio, además de  escritor  era Arbitro de la elegancia.
P - Entonces, que hace?
R - Al finado Pitagoras le preguntaron hace tiempo cual era su profesión y el contesto Philos Sophia, o amante de la sabiduría. En este caso aplico la observacion directa del ser milonguero a mis disquisiciones.
P- Como cuando llevo una lampara a una tangomaraton a pleno sol?
R - No, por supuesto. No osaría copiar a Diogenes el Cínico aprovechándome que ya nadie lee ni lo recuerda, cambiando la frase "Busco hombres honestos" por "Busco bailarines originales".  Había quedado con una desconocida y como tantos usan flor en la solapa, chaqueta, corbata punzó y sombrero me asegure que me encontrara.
P - pero vive de la filosofía?
R- No sea ridículo. Nadie vive de la filosofía. Tengo una pizzeria.
P -  Y allí filosofa con sus comensales?
 R - No. En la pizzeria hago pizzas y cobro.  Nunca se me ocurriría afligir a mis clientes con las dudas y la incertidumbre de la filosofía o venderles un libro auto editado que reposa en los escaparates entre masas y lasañas. Nadie quiere verdades duras y amargas mientras se está zampando una cuatro quesos, o una margarita masa alta con rucula y Bufala. Pero  En la milonga es diferente. Esta lleno de dilettantes del saber y egotistas a los que solo les interesa  la consecución de satisfacciones casi hedonistas, a corto o cortisimo plazo. Gentes que si no están en esa tesitura se refocilan  parloteando como urracas acerca de sus interesantes vidas tal y como ellos las imaginan solo para obtener la aprobacion del prójimo, que en ultima instancia los lleva indirectamente al regocijo pasajero.
 P- Lo pinta como una feria de vanidades.
R- Por eso hay que proteger al prójimo que solo va a bailar y divertirse en contraposicion a los exhibicionistas profesionales. Aunque en definitiva es en esa búsqueda del placer inmediato, llamese abrazo y baile, llamese encuentro, enamoramiento, contacto, borrachera, gula  o en algunos casos andadura común  es cuando se genera la  pregunta.  Porque?,
P - Porque?
R - Exactamente. Ahí esta la cuestión.  Todos estamos más preocupados por el narcisistico cultivo del boniato o o el brillo del espejo que nos refleja  que por la búsqueda de la verdad, que en todo caso debería ser la finalidad ultima de cualquier persona.  Vivir con la filosofía. Y no alquilarle el cuartucho mas mugroso de la casa.
P -  Sigue siendo valido El famoso de donde venimos, adonde vamos y que somos?
P - Los pensadores  de la milonga lo han contestado  hace tiempo. Una búsqueda de miles de años sintetizada por el reduccionismo de un gracioso: Somos Milongueros, venimos de la milonga y vamos a la milonga.
P- Y es así?
R- No sea bobo. O usted es periodista cada segundo de su vida?. Piensa que un pollito pío o una medusa se lo preguntan para definirse como seres?. Yo soy. la base del conflicto. Y por otro lado:Que es usted?. No digo quien es ni a que se dedica?. Si no que es. Se la ha preguntado? Seriamente y no para poner en una página mal redactada de la wikipedia con su historia, logros, influencia y cagadas?  Que es?. Ahí esta la cuestión. Y nadie se la pregunta seriamente. nadie dedica su vida a la pregunta, solo algunos momentos en esas conversaciones místicas que tanto se dan cuando no hay con quien bailar en la milonga, entre amigos o conocidos y  en  las ultimas horas de los domingos, luego de un fin de semana de aparentes satisfacciones.
P - "El Pienso luego existo Descartiano... "
R - Si, es muy de nuestra época resumir en una frasesita afortunada toda la búsqueda y la obra en este caso del melenudo. Y le pregunto: ¿"Es" usted todos los días e instantes de su vida o solo en los fines de semana cuando no trabaja y tiene tiempo para cuestionarse.? No, no me lo conteste. temo que me diga que tampoco, porque esta ocupado con el fútbol, el asadito, las películas y las milongas. Pero no se lo reprocho, la verdad puede estar oculta hasta en una mosca revoloteando el chimichurri. El paso mas estúpido y feo que haya visto puede contener todas las respuestas que aquejaron al ser humano, por lo menos hasta que inventaron el sofá y la television y dejó de cuestionarse.
P - Y la cuestión es...
R- La cuestión es la misma pregunta. Esto es la vida, no un concurso de quien sabe más para ganar un viaje al Caribe en donde aparentemente no paga nada, pero al final cuando vuelve descubre que ha dejado más de lo que debería. Cuestionamiento. Yo me cuestiono permanentemente. NUNCA me detengo en la búsqueda. Ni me creo completo. El tipo que se cree completo y llega a la milonga ya hecho no crece.  Es alguien que tiene todas las piecitas de su existencia juntas y listas para armar. Casan perfectamente. Hasta que viene alguien y de un voleo alto te hace volar todo. Me hago preguntas que no me puedo responder. Eso es la filosofía. Por eso no hay que tener nada muy armado. Los interrogantes deben estar dispersos e inconexos. Si la existencia te hace volar algo, que sea solo un par de piezas. Y no te olvides de proteger  tus dientes cerrando la boca a tiempo.
P- Que profundo.
R- Si.
P- es...
P - Es el tipo de porquerías que suelen ponerse en un libro de autoayuda. Ahora no se si me lo invente, lo leí en alguno de esos libro pedorros y directamente en la wikipedia. o en algún cartelito colorido del facebock. Nos quedamos babeando por el primer tipo que dice algo que parece razonable, porque pone cara de saber y va vestido al descuido. O lo leemos con buena gráfica y atribuido a Borges, Espinoza o Wittgestein. Se lo imagina poniéndole colorcitos al "Tractatus" para que lo likeen en las redes?. 
Y lo peor es que algunos viven saqueando honestamente la credulidad de los otros y su vagancia para todo.
 - Se me escapa lo que predica.
- Yo no predico nada!. Quien se cree que soy?, Jesús con todos esos muertos de hambre esperando el milagro de los panes y los peces?. Hago pizzas para vivir, joder!!!.   Si no vivo de esto tampoco voy a engatuzar a gentes dispuestas a averiguar de que va esto de vivir a fuerza de comprarse manuales de autoayuda. Mi búsqueda es mía. Puedo trasmitir lo que voy descubriendo, que por otra parte esta siempre cambiando depende del día, lo que haya comido y lo que haya tomado, diría Khayan.  Pero no voy a hacerme el gurú, como hacen tantos payasos que tiene encandilados a pobres bobos sin criterio con sus digamos "enseñanzas".
 -?
- No me siga. Ese es el principio del camino. No sea. Porque por ser y por querer ser pasa lo que pasa. A la milonga Llega Popol Vuh  y todos dicen: Ah, ese es el gran Popol Vuh. Y los que no lo son quieren ser como Popol Vuh. Y bailar como Popol Vuh. Y todos van a adular a Popol Vuh y a pavonear sus egos girándole delante y a veces hasta tirandole el vino.  Y si  Popol Vuh tiene exhibicion con Quezalcoat mas vale que lo hagan bien, porque si se resbalan o cierran mal y con el culo mirando a los espectadores o comienzan a engordar en cuerpo y ego ya están diciendo:  Pobre Popol Vuh, ya no es lo que era.  Que le habrá pasado a Quezalcoalt! . Y al otro día, con la resaca del ego encima Popol Vuh y Quezalcoalt quisieran ser nadie. Y por eso no aprenden.
 Por eso, no sea o mejor dicho, no sea definitivamente.
- Pero usted es Diogenes Pelandrun.
- No. Me llamo Ruben Ramon Garbuchi.
- Suponía que era un seudónimo.
- Y si mañana voy a una milonga y digo que soy Carlitos Chantecler seré Carlitos Chantecler.
 Ahora imagine que Pelandrun no vino. Imagine que soy un desgraciado cualquiera que se hace pasar por Pelandrun. Como sabe que soy Pelandrun?. Por el documento? . Tengo también un certificado que dice que soy filosofo.  Que prueba eso?. Ni siquiera sé cual es mi nombre verdadero. Y no hablo del que me pusieron mis padres. . Mañana puedo ir a la imprenta e imprimir uno que diga que soy Crisostomo Cagancha espadero y bailarín. Y que? 
 - Pero usted no baila.
-  Que importa si bailo o no bailo?.  No necesito bailar para discernir.   La milonga esta llena de tipos que bailan y mas de tipos que creen bailar. Y el tiempo que nos toca vivir lleno de gentes que ya vienen hechas. Completas y perfectamente hechas. Se ponen los zapatos, la ropa de diseño y bailan pasos y secuencias que otros han pulido y experimentado durante toda una vida. 
Y después bailan. O dicen que bailan.  De ahí a que sean, es otra cosa.
- Déjeme algunos pensamiento de su autoría.
- Para que?. Si se los dejo o los presto me los va a arrugar todo. los citara mal, y algún payaso lo malinterpretara atribuyendoselos. Un pensamiento no es como un señalador de libros.  Viene  como un paso genial y  se pierde en el suelo de la pista entre miles de otros pasos mil veces hechos y prefabricados y uno intenta atraparlo con sus dedos manoseados y se va, se  le va... En el museo de las Glorias milongueras tienen bolsitas de zapatos con pensamientos.  Cosas como :"La duda es el principio de la fractura expuesta" y "Estamos bailando en la nada y al borde del vacío aunque tu  mal olor corporal es muy concreto y solido"? 
No, lo siento. No tengo filosofías para repartir como caramelos o secuencias. y ahora apartese, me tapa el sol...
- Le dijo Alejandro Magno a Diogenes. Pero yo no soy Alejandro.
- Se nota.
- Probablemente sea usted una de las personas mas irritantes que me ha tocado entrevistar. Y eso que es el primero.
-  Probablemente?.
- Je,je
- No se la crea. 

.

No hay comentarios: