martes, 24 de marzo de 2015

UNA NOCHE DE RADIOTEATRO - por Catulo Bernal.

El Pibe Pergamino es, aparte de un milonguero empedernido una persona vinculada a los medios y también al mundo de la canción. Iba a actuar en el espectáculo de Radio Barcelona Tango Sur, con Raul Mamone y  Guillermo Alcañiz y al repartir entradas por la redacción supe que aquella era una salida interesante para mis deslucidos sábados a la noche, en que me da por filosofar junto a una jarra pingüinera de vino tinto al tiempo que degluto mis empanadas caseras - que por el momento son un grumo con erupciones de carne, pero que no dudo llegaran  a ser hasta comestibles - mientras rumio los versos que en la mañana del domingo dan forma a mi "Poemario Resaquiano" un emprendimiento que me esta costando bastantes dolores de cabeza.
Volví pues a la milonga de la Yumba, en donde tiempo atrás tuviera un altercado emocional con una muchacha a la que había invitado y se fue con un Hippi.  Comprenderan entonces que me situara  - acaso como una forma de exorcismo intimo - en el mismo sitio, una mesa alta desde la que podía ver el panorama y sobre todo a alguna pebeta que fuera inspiradora de poemas o requiebros. Ya estaba aquello bastante lleno de gente con la promesa de un buen espectáculo que seria registrado y grabado para una versión de la radio Online.
Sorprendió que llegara el guitarrero Alcañiz a poner la sintonía y estos dos sabandijas no estuvieran presentes.
Llegaron tarde excusándose que habían estado en no se que picnic de la primavera. Y ahí nomas  largo el programa con Gardel cantando terminado por Rogelio y Ruperto, milongueros R.R,  dos simpáticos aunque boleados personajes.
Luego todo se desarrollo con la estructura y la velocidad de un programa de tango en F.M.: saludos, llamados de unos oyentes muy particulares , publicidades cómicas con un omnipresente auspiciante y algún toque entre humoristico y  nostalgico, todo esto mechado por canciones en vivo que Raul y el Pibe interpretaron y bailaron, junto a Esther Salvador. El pobre Pibe cantando y bailando micrófono en mano es algo digno de ver.
Hubo tiempo para un convite gastronómico con un personaje italiano que tiene una parrilla a pie de Milonga: Don Nicola. Los chorizos de atrezzo, el frasco publicitario del Varon Dandi y la alegría del tano  dieron una nota graciosa y pintoresca.
El programa se sucedía, sin pausa y sin baches, como debe ser. La gente se lo pasaba en grande, a juzgar por las carcajadas que se oían.
Invitaron a leer a Lucia León,  una compañera poeta que recito un verso de su autoría y un fragmento del verso "El tango" del maestro Borges. Acodado a mi copa de vino, con la inspiración de empanadas verdaderas, le hice ojitos con la esperanza de una futura conversacion, pero fue en vano.
Se fue a sentar. Ejercite un truco telepático para que vuelta a mi mirara mis guiños y alguna sonrisa complice. Pero no se dio vuelta ninguna vez. Supongo que mis potentes llamados estaban interferidos con las cómicas y apócrifas noticias tangueras. O el vino me había obturado los canales mentales.
Luego Pehuen y Nuria, invitados folkloristas de lujo se mandaron una cuequita y ahí nomas invitaron al publico a bailar una chacarera. Me adelante entre la gente invitando a una muchacha del publico que me recordaba levemente a la piba de los vestidos floreados que inspiró algunos de mis versos mas horrendos.  Debo decir que no le pegue una. Mientras todos bailaban donosos en rombo, giro, vuelta entera y zapateo, mis pies iban a velocidad chamamé y mi alma al compás de una zamba.
Me fui a sentar a mi oscuro rincón en donde un alma caritativa me había puesto una nueva ración de vino y empanada.
Para mayor desconcierto el pibe, vestido como un monje budista - o algo así -  salió a hacer una humorada que llamaba tango Zen. Supongo que mi experiencia con el hippie le inspiro. Tuve que reírme, aunque en mi fuero interno reflejara  la cruel experiencia de la batalla entre la sabiduría poética del hombre de versos que topa con la informalidad y ligereza de los tiempos modernos.
Volvía de enjuagarme los recuerdos en el baño cuando los muchachos presentaban en un micro concierto  a la orquesta invitada La Típica Sandokan, que con sus cuatro bandeoneones, tres violines, dos contrabajos y dos cantores  tuvo a bien no comparecer. Por suerte el micro concierto - espacio en el que esta proyectado invitar a lo mejor del ambiente  musical tanguero de Barcelona -  lo dieron los "Tangos Intimos" del Duo Alcañiz-Mamone que invitaron a bailar al publico.
Y ahí nomas entre emoción y tangos se armo el bailongo con milonga bailada por Mamone-Salvador, que habían estado el jueves en casa Valencia haciendo una gran actuación.
Ya para acabar, off de record, registrada y grabada la Primera edición de la radio en vivo que puede escucharse en el enlace que esta misma página tiene con páginas amigas, se armo la milonga hasta que las velas no ardieron.
 Me llegue hasta la compañera poeta para felicitarla  pero inexplicablemente de un florido piropo que tenia en la recámara me salio una frase ininteligible que me devolvió a las profundidades de la noche y a mis abismos llenos de palabras con pelusa.
Los muchachos ahí andaban, meta bailar y milonguear cuando emprendí la retirada - con atisbos poderosos de  resaca y la migraña -  apenas saludando al pibe que andaba haciendo tango zen con un ukelele Rosa y a Raul y Guillermo que se desvivian en la milonga, felices por la consecucion de un espectáculo interesante en el que sin duda veremos en micro concierto a lo mejor del tango que se hace en Barcelona , para deleite del público que asiste en vivo al espectáculo y para regocijo de los oyentes que a lo largo del planeta siguen la versión radiofónica online.

No hay comentarios: