miércoles, 6 de junio de 2012

CURSO DE MILONGA EN OCHO CLASES POR RAMON PAREDES

A Pedido de algunos alumnos de Ramón Paredes en Twiter que quedaron decepcionados por la interrupción del curso como cuando dejaron de salir los fasciculos de "Famositos Tangueriles"  reproducimos sus clases, corregidas y enviadas a través de un teléfono móvil - Aunque no nos responsabilizamos por daños y perjuicios, y menos por prejuicios:

CURSO DE MILONGA EN OCHO CLASES POR RAMOS PAREDES.
1 - Bienvenido: primero estiraremos las patas alternativamente
como si fuéramos a patear un borracho caído en la pista. A su vez convendria poner algún disquito de Di Sarli, pero como no tiene milonga y no se ha inventado el CD en 78 mejor ponga alguna milongon de Firpo. Camine un poco a compás, pero no en 8 sino en 16.
2 - compruebe que pisa con las puntas sin arrastrar y sin levantar mucho los pies, a su vez intente que la zancada no sea muy grande porque sino se quedara a medio camino del 16, digamos un 13 y perderá el compás.No no se pare, no me mire con perplejidad, no haga movimientos espasmodicos. No, comience de vuelta.
 3 - Ahora  convendria adelantar el hombro contrario al pie con el que pisa, en un gesto  pícaro del tipo "me comí tu porción de pizza por andar boludeando" alternando hombro y pie. Los mejores milongueros exageran burlisticamente* poses, remedando a animales, borrachos, tullidos o todo esto junto, para diversión de quienes los miran  desde las mesas.Si usted intenta lo mismo seguramente lo zopapearan por insensible, mala gente, prejuicioso o todo esto junto. Si va a exagerar sus movimientos imagine a Demis Roussos con cagadera y camine en consecuencia.
* burlisticamente es un termino aprobado por Garcia Marquez, creo.Es lo mismo que burlonamente.
4 - Trabajo practico: en la parada de cualquier colectivo urbano pruebe a hacer 13 ochitos milongueros en el lapso transcurrido entre apertura y cierre de puertas del vehículo. Si además logra subirse antes de que arranque sin que lo detenga la policía o lo lleven a un loquero habrá aprendido una valiosa lección. Un ocho milonguero es como un ocho normal, pero apurado y achatado, como si pusiéramos a un indolente a dibujar el signo del infinito en el ultimo segundo de clase de su vida. En consecuencia el ocho milonguero es el infinito desdibujado por las prisas y la ansiedad.
5- Repaso: Tango tiempo de ocho. Milonga tiempo de dieciséis. Si no pisa a compás Baile a Pugliese. Si ni siquiera sabe lo que es el compás mejor intente con bailes de salón o vaya a intentarlo a una murga.
6 - No se puede cruzar la pista haciendo ochos milongueros. Si intenta lo mismo con ochos milongueros hacia atrás - que es como desandar el infinito para buscar las vertientes de su propia existencia - tarde o temprano: A- mareara a su pareja, B- estorbará a alguna otra pareja C- lo zopapearan o le harán comer de prepo la milanesa quemada que nadie quiere en la picada. Contentese con hacer dos como mucho. Tres ya es una hiperbole. Le advierto que en algunas mesas ya comienzan a murmurar en su contra cosas del estilo de "habrá que bajarle el copete" o "a la salida le damos biaba con caldo"
7- Introducimos un  concepto nuevo: el amague. no mejor no. Lo capta?, no?. Eso es el amague:  un paso que parece que va pero se queda. Un avance que a  la vez es retroceso - pero a la vez avance. Es una forma de esperar, util, cuando a uno de esos ignorantes que nunca falta en la milonga, se le ocurre hacer un sanguchito o una figurita atascando a la ronda. COMPLETAMENTE PROHIBIDO INTENTAR UN SANGUCHITO A COMPÁS DE MILONGA. Un sanguchito milonguero es peligrosisimo para los que apenas manejan el compás. Parecerá, se lo aseguro, un inglés zapateando malambo a la hora del Té.
8 - Ahora con todo lo aprendido intente bailar milonga como si estuviera borracho, con la felicidad babeante del que todo lo ignora. A medida que vaya progresando por la pista trate de acercarse a la puerta de salida. Me reuniré con usted apenas pueda. Hay unos tipos que han decidido ejercer una cirugia estético facial de puños en nuestras personas.
Ahora, corra!, Corra!!!.
NOTA DEL REDACTOR: Hasta aquí el curso, tal y como nos ha llegado. Ignoramos la suerte del profesor Ramon Paredes y sus alumnos. En lo sucesivo trataremos de no dar espacio a estos improvisados que aprovechan las nuevas tecnologias para ensuciar la labor de tantos esforzados maestros. Desde ya, disculpas a todos los que se han metido a la clase pensando que iban a aprender algo.

1 comentario:

ramiro nieto dijo...

Su curso es todo un exito. Siguiendo sus enseñanzas hice lo que quise en el baile de la promocion 45 del Colegio Maristas. Ahora me siento valorado y respetado y tego una novia con la cabeza bien amueblada