viernes, 21 de octubre de 2011

LA MILONGA DEL AMOR - OTRO FIASCO DE CINE. Por el Turco Desvariettti


Estamos a finales de los Setenta. La imagen del tango no acaba de cuajar en una muchachada mas volcada al punk y a la música disco. Entre la gente del tango salta la alarma al comprobar que los programas de tango pierden audiencia contra Velazco Ferrero o Jonhy Allon.
Conscientes del mal momento que se atraviesa se propone aprovechar el tirón de "La carpa del Amor" y "La discoteca del amor", que triunfan entre la juventud por su disparatada propuesta (musical, actoral y argumental) y lanzar LA MILONGA DEL AMOR. Ni Aristarain, Ni Fernando Siro(director y guionista de las ultimas, incluido en el cartel por motivos contractuales) quieren dirigir el bodrio. Se le da por fin la dirección a un desconocido director llamado Salvador Gianelli, cuyo único crédito conocido es haber ganado una rueda de preguntas sobre cine en "Odol Pregunta". Desde el principio se ve que todo el guión es un despropósito. Jorge Martinez es Jorge, un muchacho de barrio que por la mañana trabaja en el mercado con su padre Fernando (Fernando Siro) y de noche es el rey de la milonga. Una noche conoce a Graciela, la típica milonguera que no baila con pataduras y no cede a la pinta y los firuletes del galán.Entre idas y venidas descarriadas se descubre que Fernando roba dinero para apostarlo en las carreras de caballos. Jorge es despedido y su padre encarcelado, aunque tiene tiempo de decirle a su hijo donde está la plata que ganó. Con esos pocos pesos Jorge monta en el taller mecánico de un amigo(Alberto Argibay) una milonga a la que llaman la milonga del amor con la que gana dinero y el amor de Graciela y lava el honor de su padre acusando a su amigo Francisco LLanos (que es inocente pero quiere dedicar su vida a cantar tangos para los presos luego de que se le apareciera en un sueño Gardel).
Final feliz en la milonga con la parejita bailando ADIOS PAMPA MIA.
Si las escenas musicales de las otras son absolutamente disparatadas - todos recordamos la famosa frase "ey chicos, miren, es Donald!... Donald, cantate algo!!! - las que salen aquí no tienen desperdicio. Es memorable el momento en que Camilo Sesto, vestido como mecánico intenta cantar "Mano a mano" o cuando Fernando Siro agobiado por las deudas decide poner fin a su vida asfixiandose con una bolsa de prepizza pero es disuadido a ultimo momento por los malísimos chistes de Caligula. No ayudan tampoco las nulas cualidades de Jorge Martinez y Graciela Alfano para el baile. Se notan muchisimo los dobles y el abuso de primeros planos. Incluso en alguna escena se ve doblando a los dobles(del ballet viruta, que tuvieron un percance con el transporte y quedaron varados en Choele Choel a merced de los naturales) al mismisimo Mayoral y Elsa Maria, disfrazados con bigote y peluca falsa.
No ayuda tampoco las actuaciones de los cantantes. Tormenta intenta componer a la típica milonguera de buen corazon a quien nadie saca a bailar, y Claudita Aguayo ( ex nena cantora junto a Pablito Martin) que ahora se hace llamar Claudia hace pauperrimos intentos por descollar como milonguera Fatal sin lograrlo. La actuacion de "Las Sedovas", trio creado a semejanza de las Trillizas de Oro como la barra amiga de Graciela merece una consideracion aparte. Pesimas cantantes y peores actrices tratan en vano de emular a las chicas de "Grease", enparejandose con los muchachos del taller: Fabian Pizorno, Roberto Antier y Golo.
Y si faltaba algo para el disparate absoluto basta solo ver la escena de la wiskeria en la que un Gardel barrigon interpretado por Tincho Zabala (que ya habia salido en el sueño de LLanos) aconseja a Jorge sobre el amor.
La pelicula se estreno el 5 de Abril de 1979. Duro una semana en cartel.
Haria falta un empujon muy grande para revitalizar al tango, herido de muerte por las malas artes de Giannelli ...