sábado, 7 de noviembre de 2009

MILONGUEROS DEL ESPACIO 7 - HUYENDO DEL PLANETOIDE DE LOS PIRATAS

Esperabamos.
Esperabamos.
Esperabamos.
En el planetoide Zsese, apodado por nosotros Cañito, refugio de malandriles galacticos, de piratas con nave robada, de juerguistas con carnet para el pillaje, abordaje y secuestro de tripulacion, desesperabamos las horas muertas ensayando pasos canyengueados como hacian los muchachos de antes cuando el recato femenino impedia danzar el endiablado tango.Esto es: entre nosotros, sin verguenza y sin escuela.
Los milongueros que lean esta crónica diran como es que no nos divertiamos con las naturales, como han hecho generaciones y generaciones de bucaneros en sus refugios. A lo que antepondré dos apartados principales:
1 - Eramos prisioneros y como tal la ultima escoria, sin derecho a diversión.
2 - las naturales, además de ser horrendas no poseen caracteristicas geneticas adecuadas para el entrecarnal( lo aclaro porque un pobre humanoide del planeta Catatinga intento una aproximacion a la masa amorfa de una Uedhiana y termino susbsumido en el organismo plastilinido de la hembra).
Empero, llegado un cierto tiempo de nuestro secuestro, a sabiendas de la crisís imperante en la tierra y la cantidad de milongas que debian realizarse para juntar un cargamento de chorizos criollos que pagara nuestro rescate decidimos fugarnos lisa y llanamente.
Como esta opcion era imposible por los campos de fuerza que retienen la nave gaucha, la Carlos gardel 54 unificada con la nave latera de Pococho decidimos convencer a nuestros captores para que nos dejaran marchar (o en su defecto nos ultimaran) a fuerza de hacernos insoportables, indeseables y cargosos.
Asi que comenzamos a cantar a toda hora y de viva voz los tangos mas horrendos: La pastora, azucar pimienta y sal, Bien boludo, y Achaval el del tercero, estos ultimos del Pésimo Efimio Garrulosi.
Además de cantar mal le poniamos la misma entonacion de un Nestor Fabian despues de cuatro grapas.
Esto hizo que sucedieran dos cosas: 1 - nos encerraron en un lugar distante.
2 - nos subieron el monto del rescate.
Pero aun hubo una tercera consecuencia de la que nos nos percatamos hasta dos dias despues. Nuestro canto de sirenas fue oido por "alguien".
Y ese alguien desencadeno lo que oimos en dias posteriores: sonidos inusuales y todo tipo de explosiones, lo que nos indicaba que habia lucha en el exterior. Los estruendos se sucedieron durante toda una mañana, y al percibir que se habia acallado toda actividad comenzamos a inquietarnos. Si habia habido un ataque y nadie sabia donde estabamos moririamos pronto asi que unimos nuestras voces nuevamente en una cacofonia arrabalera de la que resulto la peor interpretacion que se recuerde de "La bruja". Gritamos y gritamos y gritamos hasta que al fin las puertas cedieron para dar paso a un imposible Toba Vieytes, que atraido por nuestros gritos corrió a socorrernos.
Romulo Papaguachi se desmayo de la emoción.
Entre farfulleos y efusividades el toba, a quien dabamos por muerto en el planetoide Zappa, luego de sostener una puerta de piedra con sus manos nos aclaró que se hizo a un lado en el ultimo segundo, quedando encerrado en el loquero hercolobusiano pero salvando la vida.
Lo sacaron un mes mas tarde unos Zappianos que venian a demoler el loquero. Al parecer el gobierno de facto del Yeik Yerboutti fue derrocado por una oleada de mugrientos que provocaron tal repulsion en el impoluto Yeik que murió de angustia.
Pero luego vendria el tiempo de aclaraciones y explicaciones. El toba habia venido al planeta cañito integrando una expedición de Sarddidnndianos que, cansados de la pirateria de los Uedhianos y de tener que entregar su Producto bruto interno a los piratas( comercian con años luz que roban de planetas a punto de extinguirse) decidieron batir el planeta y acabar de una vez con nuestros captores.
La ubicación del planeta se les escapaba hasta que el oido bionico del Toba dió con nosotros.(Se que esto parece increible pero efectivamente lo es. Más increible es creer que DIOS esta en todos lados y pretender que nos cuida y escucha los ruegos de todos nosotros. Y después achacarle la culpa de todos nuestros males.
Dejemoslo tranquilo. Si como dicen los teologos 1000 años de los nuestros son un dia suyo, seguro que es "Su" Domingo, por eso no contesta...)
Afuera la batahola era increible. Se peleaba en todos lados, se pirateaba en todos los rincones. El toba nuclear y pococho repartieron mamporros abriendonos camino hasta la nave. Arrancamos como pudimos, dejando atras el campo de gravedad, el miserable planeta y una canastita con chorizos que vimos en el espaciopuerto desde la ventana mugrienta de la nave, tarde para volver, pero temprano para emprender la vuelta esperada hacia la tierra, hacia el barrio, hacia el querido suelo estragado y lleno de piedras de la "milonga del Oriental"...

No hay comentarios: