sábado, 7 de noviembre de 2009

MILONGUEROS DEL ESPACIO 5 : EL ASEDIO DE LOS PIRATAS DE LA GALAXIA FIRULETE

Hartos de viajar por el espacio desconocido, en esta catramina espacial, fusión desafortunada de nuestra propia nave gaucha la "Carlos Gardel 54" y la Lata de Galletitas oxidada gigante del Uruguayo Pococho en la que no podemos encender un miserable fuego para asar unos chorizos criollos ni zamparnos una comida como la gente(subsistimos deglutiendo caldo de Pririano, una raza alienigena tan pobre que basa su economía en la comercialización deshidratada de turistas imprudentes) decidimos poner rumbo a un agujero de gusano que nos permita atravesar todo este cuadrante galáctico pleno de planetas hostiles hacia otros mas cercanos a la tierra en los que tenemos la esperanza de desembarcar y poner a carburar la parrilla con algún sucedáneo del carbón.

Se decidió de común acuerdo, luego de que Romulo Papaguachi, Piton Pipeta, el indio milonguero y Pococho me encerraran en la parte de atrás, aburridos por una oda al chimichurri en la que estoy trabajando y me hace delirar(y a ellos babear sin esperanza).

Pusimos proa al agujero, metiéndonos de lleno en una galaxia que Romulo dió en llamar "Firulete"porque es ostentosa y ridícula(ostentosa como el botín que busca impresionar en la milonga y ridícula como el payaso venido a menos)

Lo que no sabíamos era que aquel derrotero nos llevaba directamente a la boca del lobo.

Apenas habíamos recorrido unos miserables dias luz cuando advertimos un par de naves de color garnacha que puestas al pairo intentaban atraernos con haces luminosos de gravedad en red.

-"Son piratas estos carajos" dictamino Pitón Pipeta, nuestro hombre de inteligencia apretando nerviosamente la ristra de chorizos secas que le sirve como arma.

El indio hizo lo propio elevando su lanza tacuara en actitud amenazante lo que provoco el pinchamiento de una bolsita de porotos ya secos que usábamos para jugar al truco y que Pococho habia colgado al lado de una botella de garnacha, con la infantil esperanza de que germinara.

El uruguayo estaba raro, inquieto. Iba y venia desde los mandos hasta un estante lleno de herrumbrosas latas de batata que según el usaba para comerciar con alienigenas dfredianos(los dfredianos son gigantes que utilizan esas latas para confeccionar bonitos relojes de bolsillo que utilizan para arrojar a la cabeza de los impuntuales.Tardan meses en elaborar cada reloj y esa diversión, que se considera símbolo de posición entre la clase acomodada es ignorada por las clases bajas, que prefieren amamporrarse con trozos de gas solidificado que extraen de las minas.Como en todos lados el pobre apenas tiene tiempo para sobrevivir).

Al ver los movimientos del uruguayo entendimos su inquietud. El desgraciado guardaba un pote de Dulce de leche que no quería que viéramos si los agresores nos abordaban.

Todo se descontroló más aun cuando verificamos que los piratas nos dirigían a un planetucho cercano para robarnos los chorizos.

Ante esta amenaza tangible Romulo exclamo: - muchachos, preparense para repartir bollos, si hemos de caer que sea peleando - expresión que hizo aflorara nuestro coraje milonguero, largo tiempo soterrado desde que ganaramos el Torneo Intergalactico de Truco y que habíamos perdido por no zamparnos una buena comida en condiciones.

Y así nos bajaron al planeta que figuraba en la carta celeste de Pococho como Xsese, celebre cuna de una de las mas repugnantes razas del universo: los xsesianos cuya principal ocupacion es apostar sus flatulencias en el mercado de valores...

1 comentario:

norberto vastellano dijo...

Para mi lo de la galaxia firulete es un invento. Sé de la galaxia cangrejo ruso y las pleyades de mers chiquitez, pero lo que dice este hombre es un bolazo...