miércoles, 15 de octubre de 2008

TORNEO INTERGALACTICO DE TRUCO X - LAS FUERZAS DEL DESTINO

Debajo de los pliegues de hule barato que cubren el asteroide Zappa, oculto a los ojos de los turistas y curiosos que asisten a las alternativas del torneo, forrado y protegido por el material que se emplea para embalar huevos del ave Cutin, que llega a alcanzar los diez metros de largo y 20 centímetros de altura y que utilizan los bárbaros del planeta Sgimbu para apantallar a sus esclavos de clase alta, hay una Institución mental.
En ella el Todopoderoso Dueño del asteroide, el Yeik Yerbutti encierra a aquellos disidentes espirituales y seres desordenados que conspiran para llenarle el asteroide de basura e instaurar una especie de caos que haga la vida del Zappiano medio más llevadera.
Allí fuimos recluidos, Romulo y yo, apenas terminó la semifinal contra los Mirlidianos, una raza de sicópatas superiores que equivocadamente mandaron a dos representantes que a la larga, imbuidos por el optimista tono general del Torneo y los turistas asistentes al Torneo, terminaron por manifestar tendencias suicidas que los llevaron a auto mutilarse luego de que Romulo, con un ancho falso cantara un quiero vale cuatro.
Los mirlidianos, que padecía lo que podríamos calificar de herida grave (se arrancaron mutuamente la cabeza mientras sonreían histericamente) dejaron allanado nuestro camino a la final contra la pareja del planeta Egrub, planeta misero pero al que han sabido sacar mucho partido, edificando en vertical un rascacosmos gigantesco que se mantiene en equilibrio perpetuamente por mor de cuatro motores de viento solar.
En el, hacinados y arracimados contra las paredes viven los 10.000.024 habitantes del planeta(aunque los 24 de la élite gobernante habitan en la suite del piso superior dilapidando el inconcebible espacio de dos metros cuadrados).
Apenas nos participaron los nombres de nuestros contrincantes y mientras deponiamos generosamente las infusiones de garnacha y los crudites de soponga(no pregunten que es) en el baño de una de las muchas tabernas habilitadas a los participantes, fuimos interceptados por cuatro homúnculos amigables que sin mediar palabra nos trajeron a la institución siquiatrica.
Allí nos uniformaron con piyamas rosados con motivos florales y fuimos a reunirnos con los dementes, que gozan de una salud mental envidiable a pesar de que los altavoces difunden día y día (todo esta iluminado por una detestable luz roja pálida) villancicos y canciones de navidad de Ray Coniff.
Luego de tanto tiempo en el asteroide, hemos podido aprender lo suficiente del Zappiano, como para hacernos entender en lunfardo. Así pudimos enterarnos que el Sheik fue forzado a encerrarnos porque ha contraído grandisimas deudas con contrabandistas de productos de limpieza y no puede hacer frente a los gastos. Basaba su salvación en los réditos que le reportaría el torneo intergaláctico de truco, pero los Hercolobusianos, esa raza depravada y avarienta, se llevan casi todas las ganancias. Lo que resta se lo embolsan las grandes cadenas multimedia de la galaxia.(menos la del planeta tierra, que con su oscurantismo le ha dado la espalda a un acontecimiento tan trascendental que de perderlo podría representar el fin de nuestra civilizacion)
Al final, lo que le queda al pobre sheik es una birria que solo le alcanza para pagar el hule.
Según OUBBN, filósofo opositor y decorador minimalista que desde hace diez años se pudre en este loquero, el Sheik acudió a los prestamistas espaciales de crediversal, que desde su planeta espiralado usurean a toda la galaxia. Pero su maniobra fue advertida por los hercolobusianos, que sin más amenazaron con desplazar su planeta de polimero hasta el de los usureros, para chocarlos.
Asi se han hecho con la deuda del Sheik.
Ahora el sheik debe consentir el malévolo plan de los hercolobusianos. Eso implica nuestra reclusión. Pero a los ojos de los turistas seguimos en el torneo. Los cagadores de la "compañia de la virtud" Alejandro Latorri y el excampeon alcohólico de truco Tulio Cegeti,se han disfrazado de nosotros.
Incluso hemos sabido que van embruteciendose y buscando camorra por los bares, dejandonos mal y tarareando de viva voz (Dios nos libre) tangos detestables de Chiqui Pereira.
El día del partido se dejaran ganar ignominiosamente por 30 a 3, para no despertar sospechas.
Pero no todo está perdido.
En estas catacumbas se rumorea que el sheik, en un momento de debilidad y mientras los hercolobusianos no miraban, ha enviado a la sede del bar "roñoso" en nuestra queridisima tierra un plegador de espacio con el que nuestros amigos Piton Pipeta y el indio puedan rescatarnos a tiempo para jugar la final y desenmascarar a esos cagadores.Así el sheik cumple los designios de los hercolobusianos, pero asegura cierta neutralidad.
Además, las fuerzas del destino, taura y malevo, se han puesto en movimiento para librarnos.
Se cuenta que se han visto movimientos raros en los suburbios del espaciopuerto de Sdudu. Diez o doce Hercolobusianos estan en primeros auxilios, luego de que fueran apaleados por un ser desconocido de inusitada fuerza. Son los guardaespaldas que habian asignado a los cagadores de la "Compañia de la virtud" que se han librado por los pelos.
Sospechamos que detrás de todo esto está el Toba Vieytes, nuestro querido toba nuclear, que se cree Gardel y hará todo lo posible para rescatarnos, porque cree que soy Tito Lusiardo y porque un criollo de ley no deja nunca a un amigo en la estacada.
Faltan dos días para el partido.
Hemos desplegado todos nuestros amuletos, la pata de conejo, el gajito de ruda, la estatuita de Nini Marshal.
Para no volvernos locos recitamos las estrofas de todos los tangos de Discepolo, en especial "Tormenta"
Esperemos que nuestros amigos lleguen a tiempo...

No hay comentarios: