miércoles, 15 de octubre de 2008

TORNEO INTERGALACTICO DE TRUCO VII - OCTAVOS DE FINAL , PEQUEÑA EXPLICACIÓN METAFÓRICA SOBRE EL TRUCO A UN ALIENIGENA CONFUNDIDO

Contra todo pronóstico, esta embajada melancólica y reducida que formábamos Romulo PAPAGUACHI y yo mismo, el Catulo Bernal planetario, poeta en el exilio, habíamos remontado una situación adversa y con nuestras artes truquisticas les habíamos birlado la victoria a los colosos del planeta HGF2 luego de la deserción de los desastrosos hermanos Nuñez, Tito y Pelusa, los que con su irresponsabilidad nos habían llevado al borde mismo de la extinción como especie.
De nuestro grupo solo quedamos dos parejas, los gases innobles del planeta CSREDW y nosotros. Como suele suceder en estos casos, no nos llegó ninguna felicitación del planeta tierra. Nadie, absolutamente nadie supo las dificultades que tuvimos que afrontar para llegar a esta instancia, aunque debo decir que peor lo tienen los gases innobles 24WE y 5&4. Al ser parte fundamental de su planeta provocaron cataclismos, terremotos y la pérdida de la órbita del planeta, para asistir aquí, lo que viene a ser casi lo mismo que la desaparición. Según se comentaba en las numerosas tabernas habilitadas para el esparcimiento de partipantes y turistas intergalácticos, les fue cursada la invitación por los hercolobusianos, como una muestra de cortesía.
Se sabe que la cortesía Hercolobusiana debe ser aceptada so pena de choque planetario, diversión que estos dementes del espacio vienen practicando desde hace cuarenta planetas.
24we y 5&4, Debian participar y perder en la primera ronda, para reintegrarse después a su lugar natal, siguiendo ordenes expresas de la entidad gaseosa regente de su planeta.
Así podrían haber quedado bien con los hercolobusianos y minimizado la catástrofe en CSREDW a un área reducida.
Pero no fue así. El truco, ese demonio perverso que te lleva a jugar y a ganar, transformó a esos gases inocentes en ávidos contendientes que olvidaron sus obligaciones.
Y ahora, una nave que es un glóbulo acuoso en el que viajan los últimos CSREDWSIANOS, ha partido, cuando la destrucción era inminente, para ajustar cuentas con estos dos.
Nuestra mente humana no es capaz de comprender como se las arreglaran para ajusticiarlos. Se sabe que han pedido la merced del Sheik Yerbouti, el puntilloso dueño del asteroide Zappa.
Pero el mismo Sheik sufre una crisis de ansiedad, ante la perspectiva de que llenen de suciedad su hogar, cosa que lo horroriza y deprime al mismo tiempo.
A Todo esto los Hercolobusianos no se decantan por ninguna solución. Amantes del caos y del LAISSES FAIRE, están preocupados por otra cosa, que nos atañe directamente. El Toba Nuclear, el toba Vieytes, que se creía Gardel y que ganó su merced contando chistes verdes a estos atorrantes siderales, ha desaparecido.
Ha huido, harto de retocar los chistes de Jaimito y Quevedo.
Se veía venir. Extravagantemente creemos que busca el cobijo de los secuestrados cagadores que en la tierra le reían las gracias, Alejandro Latorri, Tulio Cegeti y Ramiro Croto, prisioneros de los hercolobusianos, luego de ser abducidos con su nave, esa mierda a la que ostentosamente le pusieron el nombre de JUAN CARLOS THORRY2.
Nada habíamos sabido de los Integrantes de la "Compañía de la virtud" luego que los viéramos llorando a moco tendido en la invitación que nos fue cursada para llegar aquí. Un atardecer, me pareció ver de lejos la silueta de Latorri recortada contra el verde pistacho de los cielos Harrisonianos.
Si el toba busca a sus antiguos aliados, las cosas en este campeonato podrían complicarse aún mas. Peligraría nuestro puesto, que por necesidad arrebatamos a los Hermanos Nuñes, luego de su defección hacia los lugares de vicio y depravación.
Ya ven, ni siquiera me preocupan nuestros próximos contendientes del planeta qwqw que al parecer son dos monstruos vueltos al revés (las entrañas afuera y la piel adentro, una táctica de supervivencia que ha preservado la especie de cazadores golosos que codiciaban antaño, su dermis plateada) a los que habremos de enfrentarnos en breve.
Un apunte antes de abandonar la cháchara. Un alienigena marronaceo que turisteaba aquí quiso saber exactamente que era el truco.
Hay muchos que han venido no por el acontecimiento en sí, sino por paquetes vacacionales que les han sido infringidos en sus planetas.
Como este blog se lee en las estrellas, aquí va la explicación, a mi manera:
El truco, ese juego de coraje y mentiras es una corte
en la que complotan principales y plebeyos.
El rey, el ancho de espadas, pasea su presencia intimidante
con la complicidad de su príncipe, el as de bastos.
Sus dos duques, asesinos, el siete de espadas y el siete de oros,
siembran el desespero en los diez, los ases falsos, el pueblo vulgo, que busca su poder en el envido, dos asociados con los mismos colores.
y sobre las espaldas de los tres y los dos, reposa el trabajo, el batallar y la tarea.
Así se lo expresé a mi androide traductor que lo trasmitió al forastero(todos somos forasteros) marronaceo.
El alienigena me mandó a la mierda...

3 comentarios:

Ramiro Alorda dijo...

Basta de bastardear el sentido sagrado del truco, ese juego, tan argentino y tan popular. Desde la Peña Truco gaucho, repudiamos la presunción esa de creer que los extraterrestres nos trajeron el truco del espacio. El Truco se lo dio el Diablo al Gauchito Gil, una noche que dormia en los pajonales, bajo las estrellas de la pampa bárbara

pedro avilés dijo...

la compañia de la virtud a vuelto a aparecer en escena. Era hora que supieramos que había pasado con esos desgraciados, que nos han metído a todos en problemas con su nave de mierda

pachu Peña dijo...

Estoy profundamente disgustado con la forma en que se lleva este blog. Se supone que era para milongueros, pero hace tiempo que no se habla de las hazañas de algun milonguero de coraje y de vista, como diria Borges.
Entre engañado y me encuentro con esas sandeces del espacio.
Habrase visto.